Puede afectar el herpes zóster a los niños

El herpes zoster es más común en personas con sistemas inmunológicos deprimidos o mayores de 60 años. Es muy raro que aparezca en niños y los síntomas son leves en comparación con lo que puede experimentar un adulto.

Sin embargo, los niños que tienen un sistema inmunitario débil pueden experimentar los mismos síntomas, o más severos que los adultos.

El herpes zoster ocurre con mayor frecuencia en el tronco y las nalgas, pero también puede aparecer en los brazos, las piernas o la cara. Cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente.

Los síntomas del herpes zóster pueden parecerse a otras afecciones de la piel. Siempre consulte con un médico para un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el herpes zóster en los niños?

El diagnóstico generalmente implica obtener un historial médico del niño y realizar un examen físico. El diagnóstico también puede incluir:

  • Raspado de la piel (raspando suavemente la zona para determinar si el virus es herpes zóster).
  • Análisis de sangre.

¿Cuál es el tratamiento para un niño?

El tratamiento específico para el herpes zóster será determinado por un médico basándose en lo siguiente:

  • La edad del niño, la salud general y el historial médico.
  • Alcance de la afección.
  • La tolerancia del niño a medicamentos, procedimientos o terapias específicas.
  • Opinión o preferencia del niño o de los padres.

La medicación puede ayudar a aliviar parte del dolor, pero la afección tiene que seguir su curso. El tratamiento inmediato con medicamentos antivirales puede ayudar a disminuir algunos de los síntomas.

El uso de medicamentos será determinado por un médico según la edad del niño y la gravedad de los síntomas.